viernes, 19 de marzo de 2010

Barcelona-Roma-Buenos Aires

I told you when I came I was a stranger
(O cómo cada uno de los vértices de un tríangulo es necesario para concebir o negar el triángulo)


Con unas horas en Roma,
que no es Buenos Aires,
que no es Barcelona,
Entiendo,
o finjo entender,
que mi presencia acá
no es física, tridimensional, palpable.
Sino algo infinitamente menor
más sutil
y más problemático.

Quizá lo único
que vino conmigo a Roma
es Buenos Aires,
es Barcelona.

Creo que en este limbo
sólo existe mi espíritu
Objeto sentimental a medio vuelo,
Pensando
en su origen y su destino
sin estar muy seguro
cuál es cuál.

Sin estar muy seguro
de nada,
es posible, incluso,
dudar de mi presencia, en Roma,
en Buenos Aires
Y en Barcelona.

(I told you when I came I was a stranger.)

4 comentarios:

Lou dijo...

creo que el otro dia intente explicarle un poco ese sentimiento a alguien que planeaba irse a vivir fuera por tiempo indeterminado.
vos lo haces bastante bien, a mi no creo que se me haya entendido.

victoria dijo...

Siempre es genial cómo decís lo que decís.

hotel fraternitat dijo...

atrapado en un agujero negro del espacio-temporal como un aguirre o un pizarro suicidas mediante esquemas sinapticos y campos electromagnéticos para comprimir el hidrogeno y asi poder viajar mediante aniquilación matéria-anitmatéria con tu aeronave? buenas vacaciones, sancho panza.

Lou dijo...

usté está aquí:
http://polja.blogspot.com/2010/04/linea-b.html
espero no le moleste, le iba a pedir permiso el otro día y lo olvidé!