jueves, 8 de febrero de 2007

Gris eléctrico y asco

El perro salió a pasear al humano, no antes de comprobar que la correa se las bancaba todas. Era una correa azul verdoso, matiz aburrido, con cara de esclavo, y una manija cual picaporte. Obscuro pensamiento presintió el perro antes de salir, quizá ya lo había leído en algún lado:
Se encontró con el pájaro loco en la esquina en donde siempre estaba el alcohólico. La plaza del pájaro tenía gusto a güisqui barato, a vino rancio, a oporto regalado. El perro era medio raro en la cuestión caridad. Solía dejarle unas monedas al pájaro loco, teniendo bien en claro que lo gastaría en la sangrienta pelea contra su hígado, contra sí mismo, contra el mundo, incluso contra el perro. En cambio, en otra plaza se escondía bajo unos cartones húmedos un gallito ciego, manco y un tanto deforme que no tenía qué comer ni a quién amar; lo único que le dejó fue un preservativo usado y una patada en la nuca.
El pájaro con toda la mamúa se abalanzó sobre el perro y su mascota para cantar unos tangos como siempre lo hacía, tarareaba entre vómitos y promiscuos pensamientos de aquellos que caracterizan a los alcohólicos. El perro, sin una sonrisa, se sentó en un banco sucio y soltó al humano para que corra un rato y haga sus necesidades de esa manera asquerosa en que lo hacen los humanos. El perro llevaba bolsas de residuo para levantar los excrementos pero en vez de hacer eso lo solía agarrar a mano pelada y tirárselo a la gente en la calle. Momento glorioso era encontrar una ventana abierta para lanzarlo por ese abismo: mucho peor que la vida.
Se adjuntó a la situación Dios, que solía tomar un trago de vino con el pájaro loco antes de ver los dibujitos en la T.V. pública que se encontraba en la plaza Globo; el aparato lo había instalado Él mismo años atrás, y además del olor a putrefacción que manaba, todo seguía igual, intacto. Los tres estuvieron un rato contando chistes racistas, tomando unos tragos vomitivos de asquerosidad, haciendo pis en la canaletas y mirando hacia arriba.
Y ahora empezaba la situación que el pájaro loco y el perro odiaban, Dios los intentaba convencer de que vayan a la plaza Globo a mirar los Luny Tuns. Terminaron accediendo con la condición de que cuando terminaran Dios se cortara las venas.
Llegaron a la plaza Globo y encendieron la caja. Iba en blanco y negro pero para Dios era el mayor descubrimiento del universo. Todavía no había escuchado hablar del internet y el esquí acuático boca abajo. El pájaro loco sacó de su bolsillo sus drogas y los tres se drogaron un montón.
De un momento para otro todo fue un caos subversivo y subcutáneo. Escalofrío. El cazador ese pelado que trata de asesinar a Bogs Bonny se aburrió del guión y empezo a cortar árboles. Luego con la madera fabricó un puente para cruzar al otro lado del televisor. Los telespectadores no podían creérselo no podían lo. Al cabo de un rato el pelado estaba en la plaza Globo cometiendo errores gramaticales y drogándose un montón con los demás. Pero de repente se percató: los animales, el humano atado al semáforo con la correa azul verdoso, la droga, la plaza Globo, Dios cortándose las venas. Volvió a la tele, agarró su escopeta y con una maniobra hábil en demasía utilizó un dedo del pie para meterse un balazo en la cabeza y sentir la oscuridad abalanzarse sobre sí como una noche en la que la cama está mucho más cerca que el baño o la cocina. Sólo los demás pudieron ver que la sangre no era roja, no. Era gris.
-La sangre del pelado es gris- dijo Dios antes de desangrarse. La televisión en blanco y negro la había puesto Él en la plaza Globo y todo seguía igual, intacto.

12 comentarios:

breton dijo...

Gloria gloria aleluya. Supremo.
Excelente. Voy a pasar mas seguido.

Mateo dijo...

Muy bueno. Ski acuatico subacuatico.

Recibí tu carta ayer. Parezco el diablo mismo, es terrible.

aaaaaaa dijo...

es el caos posta eh?

caca que vuela, muerte, suicidio, diosytodossedroganunmontón.

muy bueno, el apocalipsis y ud.

slaves&bulldozers dijo...

a la mierda! su blog es todo un descubrimiento.

slaves&bulldozers dijo...

yo no quería, pero puta madre, me esta obligando a linkearlo al mío!

jaqueca comunal dijo...

Qué bien despertarse y ver todo eso junto.graciela


slavos y buldogs: ahí te ves

aaaaaa dijo...

no se usa mas graciela mikel.

jaqueca comunal dijo...

jajaja,no entendiste nada.

graciela, se usa.
regio, se usa.
chapar, se usa.

Mateo dijo...

regio no. Con las demás estoy de acuerdo, pero ?Regio? Camooon!!!

Anónimo dijo...

pésimo. no volveré a entrar.

Arielle dijo...

Guau, un reee guau de humano a todo color para el relato.
Yo me pensé que “el perro” era el apodo de un tipo que nomás pa’ reir le ponía “humano” a su can. Ojo, esas cosas pasan: por ejemplo, hoy me acordé de una en la que yo me subía al colectivo en pura noche fresquita y miedosa, frente a la chacarita’s cementerio y al sentarme una muchacha dabase vuelta y comentaba sobre la miedosidad de la situación. Y yo que claro, que te sonrío afirmativamente. Y mientras tanto, no dejaba de asombrarme de que justo ella fuera la que decidiera decir eso. Y la verdad, no podía sino deleitarme con el ultrabizzarrísimo espectáculo de esas palabras acompañadas de su ojo de vidrio. Ojo, esas cosas pasan. Perros humanos, fantasmas con miedo...
Sumo agrado en ejemplos fortuitos:
-El esquí acuático boca abajo
-La convivencia de palabras como güisqui con palabras como obscuro.
-Que el aparato lo haya instalado Él mismo.
¡La sangre del pelado es gris dijo dios!

jaqueca comunal dijo...

oh,comentarios satisfactorios areoulanios.

ah y el encuentro ese que tuviste en el cementerio: great story hansel.