miércoles, 8 de noviembre de 2017

Una parte del espectro


En este doce de octubre
se me da por preguntar
si es posible evitar
que algo vivo fagocite
si este cosmos permite
por azar o por cultura
una forma menos dura
de que exista un organismo, 
sin ningún colonialismo.
Es feliz la conjetura. 

(:D)

Hace un millón de años 
el mono dominó el fuego.
Entonces sufrió su ego
tal crecida en tamaño
que bien aumentado el cráneo
sin límite ni vergüenza
creó para su defensa
un ejército de dioses.
Estos monos son feroces,
es atroz su persistencia. 

(:D)

Es tenaz la raza humana
en cuestiones de creencia.
Hay un credo que es la ciencia
y es verdad que no es muy sana
la tendencia cotidiana
a tomar algo por cierto
si lo dijo algún experto,
sin probar o cuestionarlo.
Es preciso confirmarlo,
y ante todo estar despierto.

Pero la gente es muy vana,
¡hay que tenerle paciencia!
¿Cómo explicar la existencia
de idiotez tan soberana
de creer la tierra plana?
Es total mi desconcierto,
es verdad que Dios ha muerto.
Fue muy fácil reemplazarlo,
porque basta con desearlo
para que algo sea cierto.

(:D)

Hace dos generaciones
el hombre pisó la luna
hoy en día con fortuna
los grandes exploradores
sólo tocan los talones
de tan plena osadía.
Pero ya se acerca el día
de redoblar las apuestas
llevar a Marte nuestras gestas
nuestra mísera agonía.


No hay comentarios.: