miércoles, 22 de diciembre de 2010

Aeropuerto de Barcelona

I.
Cuando llegó mi hora
vino La Muerte y me dijo
'Ha llegado tu hora'.
No entendía mis chistes
y me obligó a subir al taxi.
Escuchamos la radio
y La Muerte
miró por la ventana, luego habló:
'Y a ellos también les llegará su hora'.

En el aeropuerto tomamos café.
Era carísimo, y unos chicos ruidosos gritaban
hasta que La Muerte los calmó
con la guadaña.

Una mujer limpió la sangre
Silbando la melodía de una publicidad
de pastas de dientes.

II.
'Me encanta esta canción' dijo
La Muerte meciendo suavemente el cráneo,
'es la de Kolynos'.

El piso estaba muy pulido
y reflejaba todo cuanto había sobre él,
hasta la sangre.

Seguimos tomando café. La Muerte eructaba
muy seguido y la luz eléctrica arropaba los cuerpos
tirados alrededor nuestro.

III.
Me quedé dormido leyendo
y cuando desperté La Muerte no estaba.
Pregunté por él y me dijeron
que había entrado al baño.

Que estaba vacío y era evidente que
había escapado por los tubos de aire.
'Hijo de puta', pensé.

IV.
Fui al Duty Free a comprar un montón de puchos.
Cuando llegó mi turno
me acerqué a la cajera y dije
'Creo en el amor', '¿Qué hizo el amor por vos?'
replicó la cajera.
Lo pensé unos minutos.
Ella dijo 'El amor sólo te hizo esperar'
y me indicó el total de la compra,
que no era tanto.

'Tiene razón. A nadie le gusta esperar'
dijo el que me seguía en la cola.
Las paredes del local se estaban derritiendo
y de vez en cuando uno de los tubos fluorescentes
reventaba de golpe
y los ínfimos copos de vidrio
caían, despacio, a tierra.

'Creo en el arte,' dije finalmente.
'El arte no es más que el mal menor' dijo un niño,
y se fue a jugar en el vidrio con los demás.


++++++

Me pasó algo raro con este poema: mientras lo escribía, muchas de las frases me venían a la cabeza en inglés, y las iba redactando en castellano. Esto a veces me pasa, sobre todo cuando tengo un referente anglófono muy obvio. Mark Strand. Después pensé que lo tendría que escribir también en inglés, y después pensé en por qué no ponerlo también en el blog.

Barcelona Airport

I.
When my time came
Death approached me and said
'Your time has come'.
He didn't get my jokes
and forced me into the taxicab.
We listened to the radio
and Death
looked out the window, then spoke:
'And their time, also, will come'.

At the airport we drank coffee.
It was overpriced, and some noisy children were yelling
until Death calmed them down
with his scythe.

A woman cleaned the blood
Whistling the tune
of a toothpaste ad.

II.
'I just love this song', said
Death swaying his skull gently,
'it's from that Kolynos ad'.

The floor was very well polished
and reflected all that was above it,
even the blood.

We kept drinking coffee. Death burped
very often and the electric light draped the corpses
that were thrown around us.

III.
I fell asleep reading
and when I woke Death was gone.
I asked for him and they told me
that he was in the restroom.

Which was empty and it was so obvious
that he had made his escape through the air vents.
'That son of a bitch', I thought.

IV.
I went over to the Duty Free to buy a bunch of smokes.
When my turn came
I got up close to the cashier and said
'I believe in love', 'What has love ever done for you?'
the cashier snapped back.
I thought it over for a couple minutes.
She said 'Love has only made you wait'
and indicated the sum total of my purchase,
which wasn't that much.

'She's right. Nobody likes to wait,'
said the guy behind me in line.
The walls of the shop were melting
and every once in a while one of the fluorescent tubes
would burst all of a sudden
and the tiny flakes of glass
would fall, slowly, to earth.

'I believe in art', I said finally.
'Art is but the lesser evil, nothing more,' said a child,
and went to play in the glass with the rest of them.



8 comentarios:

jaqueca comunal dijo...

en vez de leer esta mierda vayan directo a la fuente, que se llama mark strand.

Mateo dijo...

Está buenísimo esto, forro pelotudo.

jaqueca comunal dijo...

gracias mat. pero tenés que leer a Strand.

Mateo dijo...

Genial en inglés también. Hay cosas que mejoran y otras que se pierden. Por ejemplo, es mucho mejor "La muerte" que "Death" a secas, pero la frase "tiny flakes of glass" es más mejor que "ínfimos copos de vidrio."
I do like it!

quelindalluvia dijo...

es hermoso. me gusta muchísimo, y no hay nada que puedas hacer al respecto.

referentes AngloFón que llegan al centro de operaciones de nuestros corazones.
Uno parece ser Whitman:
I am he that aches with amorous love;
Does the earth gravitate? does not all matter, aching, attract all matter?
So the body of me to all i meet or know.

Àngels dijo...

Maravilloso poema, chapó.

Lou dijo...

si, a mi me encanta también.
lo leí hace unas semanas en castellano y ahora lo releí en inglés, y me sigue encantando.

jaqueca comunal dijo...

ay pero gracias