martes, 8 de mayo de 2012

RIP Maurice Sendak



Justo hace unos días volví a pensar en él en una librería, cuando un libro suyo hizo contacto visual conmigo y me frené a leerlo. Pensé en lo bien que hizo en incluir la melancolía, el egoísmo, la incertidumbre, el desamparo, la rabia, el arrebato, como sentimientos infantiles legítimos y dignos de exploración artística, en lo natural que le salió y en lo mucho que le debo. Pensé también en que debería leer más libros para chicos. Quizá empiece por los de Sendak que, me vengo a enterar ahora, tiene varios más. Hay algo en este aviso fúnebre que me parece raro y quizá se deba a que en esa época mis ídolos eran los libros, no los autores, y que en el fondo no siento que la noticia de hoy me haya sacado nada realmente valioso e irrecuperable.

2 comentarios:

quelindalluvia dijo...

ufa

Lou dijo...

no lo conozco. pero sí me puse un poco triste por la muerte de Gustavo Roldán, otro gran autor de la literatura infantil, que por cierto, escribió uno de los cuentos más bellos y niños-friendly sobre la muerte, "Como si el ruido pudiera molestar"

soy bastante fan de la literatura pequeña, tengo nombres para intercambiar