miércoles, 30 de noviembre de 2011

leer y no leer


Dale, acercate, ¿a qué le tenés miedo? ¿No te das cuenta de que cada átomo es sagrado, que a cada instante eterno le sucede otro instante eterno, que tu espíritu incorrompible y mi espíritu incorrompible son un único espíritu incorrompible, (el que hace hablar al río que es árbol y piedra y tu pelo y mis uñas), que todo el universo, en su tiempo y espacio (el tiempo y el espacio son sagrados), es una procesión instantánea, un desfile ritual de dioses, y que tu consciencia está acá para atestiguarlo y santificarlo?

Otros lectores de Mikel

1 comentario:

jaqueca comunal dijo...

entré a los borradores y encontré esto